Gracias a los Gitanos!

photo by Iara Vega Linhares©

La Malva Rosa, playa y lugar de descanso de la burguesía valenciana en tiempos remotos, se salvó de las masivas edificaciones de “torres” de apartamentos que caracterizan lo largo de las zonas costeras del Mediterráneo español, porque justamente en la época del boom de esas construcciones, el barrio, que estaba abandonado por los locales, fue ocupado y habitado mayoritariamente por gitanos. Aparentemente es la absurda razón que mantuvo la especulación inmobiliaria alejada de la bonita y conservada costa. Miedo a los gitanos.

No se cuando, ni como pasó, a lo mejor me faltó preguntar mas: la comunidad gitana se disipó (fue diseminada o lanzada por las autoridades a otro barrio, o barriada de chabolas, como le llaman por allá). Gracias a ellos, su sencillez y probable escasa economía, la arquitectura se preservó intacta aunque un poco deteriorada por los años (pero toque que le su gracia!).

La Malva Rosa fue recuperada por las autoridades comunales, ha sido tumbada como Patrimonio, lo último que ahí se ha levantado, en el 88 y con mucho cemento, es el malecón que la pasea de punta a punta. Volvió a ser la playa por excelencia de los Valencianos todos. La habitan artistas (llamados por algunos de “alternativos”), jubilados, estudiantes y una vasta comunidad de ecuatorianos.

Pero me queda la pregunta: adónde se bañarán los Gitanos de la Malva Rosa?

Iara

(recordando mi jueves bajo el sol de la Malva Rosa hace tan solo una semana).

photo by Iara Vega Linhares©

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s