las manos de Lucia

las manos de Lucia

estaba ahí, sentada frente a nosotros, tomando nota de lo que le contábamos o comentábamos. Atenta. Me detuve en su cuaderno de cuero, su mano puesta sobre la flor del autocolante, en un gesto que parecía tomarse de la otra mano, la del dibujo, que era casi idéntica a la suya. Al mostrarle la imagen ella sonrió, por lo visto era totalmente casual. Yo, por mi lado, grata con esas casualidades.

Read more